HOMELAND. Temporada 8

Resultado de imagen de homeland temporada 8

Fox España estrena el 23 de febrero el primer episodio de la entrega final de la serie

La multipremiada intriga, ganadora de 5 Globos de Oro y 8 Emmys, se despide con una temporada 8 de 12 episodios, que estará estrechamente ligada con todo lo ocurrido en la temporada 7. Con un significativo salto temporal, la serie moverá su rodaje a Europa y Oriente Medio, lugar donde comenzó todo. La temporada final vuelve a estar protagonizada por Claire Danes y Mandy Patinkin e incorpora a su reparto a Hugh Dancy (Hannibal), como John Zable, miembro de la Casa Blanca.

Después de varias reinvenciones y misiones ejecutadas en diferentes partes del mundo, Homeland regresa, por fin, con su octava entrega para darle cierre a la historia que comenzó en 2011.Hemos tenido que esperar dos largos años, pero la última temporada promete recuperar la esencia de la serie, y qué mejor manera de hacerlo que poniendo a Carrie Mathison en una posición similar a la que ocupó el sargento Brody cuando empezó todo.

Como preparación para su despedida, a continuación repasaremos dónde dejamos a los personajes, cuál es el punto de partida de la nueva trama y cuáles son las claves de la que será la última misión de Carrie.

Así quedaron las cosas al final de la temporada 7

Después de una huida muy intensa, Carrie consiguió que Saul sacara a la testigo, Simone Martin, de territorio ruso. Como consecuencia, fue capturada por Yevgeny Gromov, cuyo método inicial de tortura fue negarle la medicación que necesitaba para el tratamiento de su enfermedad si no aceptaba cooperar.

Siete meses después de su cautiverio, período de tiempo en el que desconocemos qué ocurrió mientras estuvo allí, fue liberada en un claro estado de inestabilidad emocional en un intercambio con prisioneros rusos.

El punto de partida de la temporada 8

Mientras Carrie se está recuperando física y psicológicamente, Saul Berenson, ahora en el cargo de Asesor de Seguridad Nacional del presidente Warner, solicita su traslado a Kabul para que sirva de puente con el vicepresidente G’ulom en las negociaciones del proceso de paz en Afganistán.

Su reclutamiento se realiza en contra de las recomendaciones médicas y bajo el aviso de sospecha del personal encargado de establecer una cronología de sus actividades durante el tiempo que estuvo prisionera, porque su relato tiene inconsistencias, contradicciones y períodos de tiempo en blanco que no puede justificar.

La vuelta a los orígenes, se cierra el círculo

Carrie Mathison, la agente que ha llegado a poner su su vida en peligro en varias ocasiones y ha sacrificado su salud mental y hasta la custodia de su hija para poder cumplir sus misiones y servir a su país, está ahora en el punto de mira de sus compañeros y superiores en la CIA.

Sobre el papel existe la posibilidad de que pueda ser una traidora que reveló información sensible a los rusos y que se ha pasado al otro bando durante el tiempo que estuvo en cautiverio. La posición en la que se encuentra Carrie es la misma en la que estuvo Brody al inicio de la serie. Cada paso que da o deja de dar es cuestionado, está bajo sospecha permanente y cuenta con el agravante de que ni siquiera ella misma está segura de lo que ocurrió mientras estuvo como prisionera.

Esta nueva misión nos permitirá ver a Carrie como agente de campo en sus labores de espionaje, que es lo que siempre ha funcionado mejor en la serie. A su situación de inestabilidad mental y emocional, y a la desconfianza de su entorno, se suman los peligros propios de su trabajo en el que han cambiado las reglas de juego y para el que ya no dispone de la red de contactos que había establecido en temporadas anteriores.

La relación entre Carrie y Saul vuelve a ser el centro

Aunque la tensión entre Carrie y Brody definió gran parte de las primeras tres temporadas de la serie, la relación más importante de Homeland siempre ha sido la de Carrie y Saul. El vínculo y los conflictos entre el mentor y su protegida ha sido la constante de todo el relato y en la última temporada volverá a tener el protagonismo que se merece.

“Hay mucha tensión entre estos dos viejos amigos; hay confianza y lealtad, pero también mucho conflicto y queremos que esa historia se resuelva. Carrie y Saul son el centro de la temporada final”, explica Alex Gansa, showrunner de la serie.

La trama volverá a ambientarse en Afganistán

Aunque inicialmente se había pensado en trasladar la trama a Tel Aviv o Jerusalén, el equipo decidió volver a Afganistán porque el conflicto talibán tiene más potencial y una lectura más actual que el de Israel y, principalmente, porque Carrie ya había estado allí antes, y esto les daba oportunidad de atar cabos que quedaron sueltos en la cuarta temporada y recuperar algunos personajes que encajaban mejor con la trama rusa.

 

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s