Bergman: El guardián de la nada

Más allá del mundo del lenguaje, se extiende la Nada. La vida humana, inevitablemente, es la articulación entre ambos. Para aliviar esta dolorosa lucha y beneficiarse de ello, el hombre elabora distintas formas defensivas. Estas barreras ontológicas son la religión, el arte, la ciencia y la filosofía. Bergman, como artista, guarda este límite ayudando al espectador a evitar que renuncie y se precipite. Ayuda a que aunque con dolor y angustia la vida sea vivida. Sus personajes son nuestra imagen. Si bien sus vidas se desarrollan en espacios y tiempos diferentes, las claves esenciales para acceder a los interrogantes de aquella humanidad, nos hacen entender mejor nuestra existencia. Bergman, el guardián de la nada, abre la puerta al universo del gran director sueco y aporta conceptos para un posible acercamiento a su obra.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s